Actividades productivas

Producción Económica.

La producción agrícola es la principal actividad económica del distrito de El Algarrobal, se desarrolla en el valle formado por el rio Osmore, se disponen de 420 ha, de las cuales en la campaña agrícola del año 2016 se cosecharon 87 ha. (20.71%).

Los principales cultivos permanentes del distrito son: Olivo, Vid y Alfalfa. En cuanto a los cultivos transitorios importantes se tiene: Maíz amarillo, tomate, zapallo y maíz morado. Las posibilidades de una producción agroindustrial de alta tecnología y con mayor valor agregado, la sigue teniendo el olivo, por el prestigio de su calidad y las favorables condiciones climáticas y de suelos que apuntalan su productividad. Sin embargo, la escasez de agua y una persistente plaga del insecto parásito “hortezia”, han mermado su producción en los últimos años.

ILO: ÁREAS AGRÍCOLAS (Reales y Potenciales)
actividad-economica
Actividad turística

El turismo para El Algarrobal representa una buena opción de actividad que brinde rendimientos económicos a un segmento de su población. El Museo de sitio de la Cultura Chiribaya, el único en su género de toda la provincia, constituye el atractivo por el cual arriban visitantes turísticos a las instalaciones del distrito en volúmenes no despreciables según se parecía en la TABLA N° 35. Sin embargo, la permanencia de los visitantes en el área distrital es mínima y no se les brinda servicios complementarios que signifiquen otros rubros de ingresos aprovechables.

Producción Agroindustrial.

Sobre la infraestructura agropecuaria de El Algarrobal, las posibilidades de instalar producción agroindustrial surgen inmediatamente; los productos derivados del olivo como el aceite y las aceitunas tratadas (rellenas y en pasta) se vienen elaborando desde hace buen tiempo y tienen un bien ganado prestigio por su calidad, el año

2014 se produjeron 28,300 litros de aceite, sin embargo, los volúmenes productivos son muy reducidos para imponer su presencia en el mercado sur peruano y menos atender la demanda identificada para la exportación. Es decir, el mercado existe y está identificado (en Sudamérica: Chile, Argentina y Brasil) y en el Asia son volúmenes exorbitantes.

Por otro lado, la producción vitivinícola es otro rubro sobre el cual hay mucho por explorar y atender, el prestigio del pisco peruano es cada día mayor y los mercados de exportación se vienen incrementando aún contra la restricción que resulta de los volúmenes producidos a nivel nacional, frente a esto las posibilidades de un posicionamiento del Algarrobal como núcleo productivo agroindustrial están totalmente abiertas; la producción estimada de pisco en el año 2016 fue de 14,200 litros.

Abrir chat